…. O Relato Inconcluso. cualquiera de estos dos titulos pues los dos son ciertos ya que está sin terminar como podreis ver, y lo de la escritura automatica, pues es debido a que lo escribí de un tirón sin poder para de escribir, una tarde después de una siesta. Así te ha quedado, direís muchos, pero bueno, a mi me mola, ademas de que lo escribí hace muchos años ya (creo que dieciocho, mas o menos) y teniendo en cuenta que no tuve que pensar nada ya que como Aleister Crowley siendo dictado por Aiwass, aunque lo mio sin ninguna transcendencia ni interes, las palabras iban fluidas como si mi mano fuese guiada por un ente sobrenatural del más allá, pero claro, para que coño iba a querer un espiritu soltarme toda esta panaoia?

Durante años he intentado pensar algo para continuarlo, pero nada, no quiere, no se me ocurre nada, creo que prefiere seguir así. No le veo por donde podría seguir la historia, he de esperar a que el supuesto espectro se manifieste a traves de mi puño.

Ya se que es una paranoia de relato y que se puede derivar a cualquier otra como si fuese un ejercicio de copy/paste y de hecho, alguna frase por ahi por el medio son añadidos posteriores, pero os aseguro que no son no el cinco por cien.

Asi que así se queda.

Cometarios, opiniones, sugerencias y finales alternativos son bienvenidos, Muchas gracias.

Da comienzo:

 

Negras calaveras de blancos cadáveres, bajo sucias lapidas se encuentran sepultados sus putrefactos cuerpos. Gusanos, amarillentos gusanos viscosos de cuerpos articulados reptan y habitan sus cavidades cigomáticas. De repente, luz, un despertar se produce. Una carretera, al lado, el cementerio. Un auto se detiene. Una rubia teñida me ofrece su compañía y me regala su perfume barato. Me baja a la ciudad y me seduce. Intenta aparentar distinción pero no es mas que una mal disimulada campesina friegasuelos Llegamos a la ciudad a una hora intempestiva y en una calle oscura aparca, me hace el amor violentamente dentro de su coche y me abandona, me deja tirado. Me arroja del vehículo y me quedo en el suelo. Me levanto, pero la ciudad no está. No estoy yo tampoco, no me veo, no me encuentro. Solo hay niebla. De repente entre la niebla, aparece una figura que se dibuja levemente hasta que logro identificarla. Ya lo veo, es El Limpiabotas Lunático que avanza lentamente hacia mí. Veo tambalearse su figura. Veo la botella de whiskey en su mano, noto el alcohol corriendo por sus venas, cauterizando las heridas de su corazón. El Limpiabotas se acerca y me habla. Mueve sus labios trabadamente y le oigo, pero no le entiendo y fugazmente me veo reflejado en su rostro. Tiene un cuchillo y me lo clava, me mata, me degolla; ahora te entiendo, cabrón. Me convierto en él y siento el escozor de la derrota en mi rostro. Siento el fracaso de su vida en mi cuerpo, que ahora es el suyo. De repente, desaparece. Me encuentro solo. Sudo, tengo frío. Tengo miedo, ¿Dónde estoy?, ni siquiera tengo la esperanza de que sea un sueño, ya me había despertado antes, allí, en la carretera. ¿Despierto soñando? ¿Soñando despierto? Grito, pero nadie corre a despertarme (¿mama?). Cuando menos, esto ya se ha convertido en una pesadilla. Cómo salir de aquí se convierte en mi mayor preocupación, pero no siento el suelo bajo mis pies. No siento las piernas bajo mi cintura. Quién era esa rubia? ¿Adonde me ha traído?, a la ciudad, dijo, pero, ¿A que ciudad? – A la ciudad de los muertos; responde una fina voz de niña. Una niña que está a mi derecha con una larga melena rubia y unos brillantes ojos azules. La ciudad donde la muerte es la vida. La ciudad donde negras calaveras de blancos cadáveres escapan de sucias lapidas putrefactas para vengarse de ti. – Pero, ¿Por qué de mi? Pregunto. Pero soy incapaz de articular palabra. Estoy deseando interrogarla pero me encuentro completamente paralizado, como si el whiskey se hubiese convertido en Cloretilo. Y de repente, de entre la niebla, empieza a avanzar una columna de ¿de que? Que me rodea en círculo. Dios mío, ¿Qué demonios ocurre? ¿Por que no se oye nada? ¿Por que ese silencio atronador, a pesar de todo? Ojos, bocas y brazos. Muchas manos con miles de dedos que se abren y se cierran intentando atraparme. Me agarran. Me agarran y tiran de mí cada uno por un lado. Me despedazan. No noto nada. Solo un inmenso orgasmo, solo un inmenso placer. ¡Otra vez, por favor!, ¡Oh Tanatos¡ Mi cabeza rueda por el suelo mientras veo como devoran mis brazos y mis piernas. Pero no siento dolor, han devorado mis sentimientos junto a mi corazón. Ni siquiera siento pena por ser una cabeza rodando, rodando por la niebla, porque ni siquiera noto el asfalto bajo mi nuca. Veo todas esas manos que se retiran, se van dejando mi cabeza rodando sin parar. Siento náuseas, me mareo, pero no puedo vomitar, no tengo estomago para hacer ese tipo de cosas. Definitivamente, no tengo estomago. Por lo menos sigo con vida, si es que se le puede llamar vida a girar como gira una bola luminosa colgada del techo de Carabás. Al cabo de mucho rato, toco suelo de nuevo y mi cabeza (yo) rueda(o) hasta un canalón donde afortunadamente, solo paso unos instantes pues pronto empiezo a escuchar el ruido de algo, un zumbido. Es el ruido de un motor que se acerca. Es el camión de la basura conducido por El Viajero del Tiempo Invertido. Para delante de mí. El Hijo del Cometa me recoge y me deposita dentro. El olor es nauseabundo y castiga mi pituitaria. Grito. El Viajero del Tiempo Invertido me hace pasar a la cabina y me sitúa en el asiento. Se lo agradezco, le hablo, pero no me contesta. Parece enfadado. Conduce en dirección al vertedero. La noche es fría. Pasan las horas, pero no amanece. Continuamos viajando por la niebla, pero no llegamos a ningún sitio. Siempre hacia delante, no hay curvas ni hay casas al borde de la carretera. No se observa ninguna luz más allá del cristal. Suenan en el radiocasete los Talking Heads, no me importa, se que solo lo hace para picarme. No lo conseguirá, no conseguirá que me enfade, hace tiempo ya que he sentado la cabeza. Pasan las horas ¿días? Y todo sigue igual. Duermo, despierto y poco a poco me voy recomponiendo. Noto como van creciendo los miembros mutilados. Al fin, a lo lejos, una luz. Sonrío, pero El Viajero del Tiempo Invertido ni se inmuta. ¿Será capaz de pasar de largo? Nos aproximamos y veo un cartel luminoso que anuncia “Casa de Putas”. Me extraña y me sonroja un cartel tan explicito, por momentos siento vergüenza ajena. Hasta llegué a dudar de mis propios ojos, así que miré por el retrovisor y allí estaba otra vez “Casa de Putas”. El Viajero del Tiempo Invertido siguió hacia adelante sin detenerse. Miré su rostro y este permanecía imperturbable, miré hacia adelante, y de nuevo … el vacío. No lo dudé un instante, salté del camión en marcha y haciéndole un corte de manga lo mandé a tomar por culo. El Hijo del Cometa iba tumbado en medio de la basura oyendo la radio, no tuve valor para mandarlo a la mierda. Me dirigí al mencionado local, único signo de vida durante la travesía. Entré y en la barra estaba La Muy Puta. La Muy Puta es la puta más puta de “Casa de Putas”. Era, ni más ni menos que la zorra que me bajó en coche a la ciudad. Fui directamente hacia ella y la recriminé: Me cago en la puta madre que te parió hija de la grandísima perra porque eres una zorra mal nacida y tu madre es una puta y tu padre es el mayor hijo de mala madre de toda la ciudad que se recorría todos los burdeles de la comarca como tu madre y en uno de ellos se encontraron él como cliente y ella como la puta que es y que siempre será y después de que él se la follase ella no le cobró nada porque aquel día era su día libre y estaba allí en el burdel por vicio y a partir de entonces tu madre contrató a tu padre de chulo y se lo llevo a su casa a vivir con ella de mantenido y empezó a trabajar para él mientras tu viejo en casa solo hacia beber cerveza y vino y cuando venia tu vieja del burdel de trabajar tu viejo se la follaba y le cogía el dinero y se iba a comprar mas cerveza y mas vino y mas y mas cosas y se iba de putas caras y se gastaba por el día lo que tu madre ganaba jodiendo por las noches y luego llegaba a casa todo ciego y todo puesto morado y le daba por el culo a tu vieja y no la dejaba dormir y luego tu vieja se dormía en el trabajo mientras jodía y los clientes se aprovechaban de ella y se le corrían por dentro y cuando acababan se iban sin pagar y luego venían otros que se la follaban gratis entre varios mientras seguían durmiendo y luego venían otros y otros y por eso la echaron de todas las casas de putas y burdeles del pueblo porque no ganaba dinero para pagarse las habitaciones y cuando dejó de ganar dinero tu padre empezó a pegarla porque no tenia para pagar el vino ni el tabaco ni ninguno de sus vicios ni nada y tuvo que echarse a trabajar y así empezó a joderse y a quemarse y empezó a odiar a tu vieja y la quería matar y todo y por eso se caso con ella y así naciste tu, hija de puta”
– “¿Tomas algo?”- me dijo pasando de mi como de la mierda. Y agarrando un cuchillo se rajó la garganta y me sirvió un trago. – Especialidad de la casa. Bebí de su sangre en la copa que me ofreció. Sabía a regla y eso me excitó. Chupé mas pero esta vez directamente de su pescuezo e hicimos el amor apasionadamente allí mismo, encima de la barra. La amaba, no lo podía creer pero amaba a La Muy Puta. Necesitaba a todos momentos saborear su líquido rojo y dulce, directamente de su garganta o de cualquier otra parte de su sucio cuerpo en la que brotase aquel manantial de preciado licor. Sucio cuerpo rebozado en esperma y magreado día a día, hora a hora, minuto a minuto penetrado por desconocidos, desconsolados desconocidos en busca de un fugaz instante de placer y vicio. La Muy Puta era experta en el hábil juego de la excitación y el fornicio. De ahí su nombre aunque en gran medida era también debido a su herencia genética. Pero un día La Muy Puta dejó de gustarme. Sobre todo desde el día en que se murió. Al principio aun me entretenía ver como se iba pudriendo su carne e incluso los gusanos me hacían cosquillas cuando la penetraba pero al final sus huesos desnudos me producían más dolor que placer. Ni siquiera podía ofrecerme ya aquello que yo tanto ansiaba de ella. Le dije que no me gustaba su nuevo look pero me respondió que la muerte era así y que nada podía hacer por cambiarlo. A la mañana siguiente la abandoné muerta, sin vida, en la cama, mientras dormía. Ni siquiera le dejé una nota. Abandoné aquel apestoso lugar. El camarero me pasó la cuenta. No era barato el precio del placer. No era barato el precio de La Muy Puta y por encima, La Muy Puta me había robado la cartera, la muy puta. Me ofrecí a lavar unos vasos. – Bueno; me dijo; te haré un contrato de aprendizaje. Pasé varias semanas allí, aprendiendo a lavar vasos, dominando la técnica del estropajo. Un día que salí a echar la basura – El Viajero del Tiempo Invertido venía a recogerla una vez al mes – oí un ruido bajo la calle. Levanté la tapa de la alcantarilla y vi una luz Me di cuenta de que aquello se trataba de un reservado. Bajé. El alcohol y el humo del tabaco infestaban las esclusas. La muchedumbre agolpada en una esquina se giró hacia mí en cuanto me vieron llegar. – “Poker de Ases” me dijo uno de ellos, pero ni siquiera se habían repartido las cartas. No tardé en comprender que ese era su nombre. Me invitó a tomar asiento y comenzó la partida. Repartimos las cartas. Las miradas se buscaban desesperadas, intentando averiguar el juego de los otros. El silencio se hizo penetrante. Yo no acababa de entender muy bien aquel juego. Mis oponentes parecían dominarlo a la perfección. Yo, por si acaso, canté las cuarenta.Por un momento, la sombra de la duda me carcomió. Me dio un vuelco el corazón pues la apuesta no era otra más que la propia vida de cada uno. Después de un largo momento de tensión e incertidumbre, pude adivinar por la cara de abatimiento de mis rivales que había ganado. Canté las cuarenta y gané. Gané a un poker de ases, a un cuatro de baraja y dos escobas y a otro que jugaba con las cartas del tarot, a ese le había salido “el colgado”. Y entonces los maté. La gente me aplaudía y me vitoreaba y me invitaron a quedarme a seguir probando suerte. – No puedo; les dije; tres es mi límite. Recogí los vasos de las mesas y subí. Deseé que el jefe no se enterara pues los empleados teníamos prohibido participar en las partidas. No era bueno para el negocio ganarles a los clientes. Por lo general ya no volvían más. Un día vino por allí un hombre de Greñas. Le llamaban Greñudo. Pronto me hice amigo suyo. Greñudo era un tipo simpático y agradable a pesar de ser calvo. Solía contarnos alegres y divertidas historias de Greñas, su pueblo natal.  Greñudo trabaja en el YonkoTaxy. El YonkoTaxy es un taxi con música heavy a todo volumen destinado a llevar a los politoxicómanos a los poblados del trapicheo de drogas. Traerlos… traerlos ya era otro precio. Cuando saldé mi cuenta en “Casa de Putas” Greñudo me ofreció un puesto de conductor con el. Yo pensaba que el era conductor, pero resulta que no, que el era el acompañante y que su asiento iba colocado al revés del mío. Tarde días en acostumbrarme a verlo hacer su trabajo, pues su misión era ir con un fusil, encañonando a los ocupantes de los asientos traseros, drogodependientes en su mayoría, para que no tuvieran la tentación de robar la recaudación. La droga es lo que tiene, te hace perder el respeto a lo ajeno. La vida era tranquila y la compañía era grata, así que me fui afianzando tanto en mi trabajo como conductor como en mi amistad con Greñudo. A los pocos meses volví a encontrar a La Muy Puta. Fue en un servicio nocturno. Me dijo que después de la ultima vez que nos vimos había encontrado trabajo como “chica de la curva”, pues ahora era etérea, sus huesos se habían consumido, devorados por quien sabe que especie de animal que los recogió de la basura (yo apostaría mis hemorroides a que había sido El Hijo del Cometa) y ahora su alma vagaba inerte e incorpórea, razón esta por la que normalmente sentía frío. Le pregunté si estaría dispuesta a volver conmigo, pues se la veía muy bien. Ella se negó, me dijo que estaba demasiado gordo. Yo le dije que no estaba gordo, que simplemente era un enfermo metabólico.


6 Responses to “Escritura Automatica”


  1. 1 mecachis
    enero 6, 2008 en 10:10 pm

    Sincéramente. Carece de cualquier interés personal o literario. Es lo que se puede denominar una vomitona espástico-gonorreica para vertírsela en el hombro de un amigo o amiga. Nada más.

  2. enero 9, 2008 en 8:30 pm

    desde luego que si, nadie ha dicho lo contrario, por eso está en una pagina aparte de la principal, pero bueno, tampoco pretenía que fuese una obra maestra de la literatura, solo mostrar la anecdota de todo lo que se puede escribir de repente sin estar uno dandose cuenta de ello.
    aunque a veces pienso que eso lo escribí con 18 años, cuando ni tenía experiencias de la vida ni bagaje cultural ninguno, ya mostraba los temas recurrentes en el ser humano, el sexo y la muerte, no se que podría escribir hoy en dia con todo lo que yo me he leido de religiones arcaicas, esoterismo y filosofia.
    me gustaría que me volviera a ocurrir otra vez.
    por lo de vomitona espástico-gonorreica no me voy a inquietar, ya que hay muchos escritores, algunos aclamados por las masas, cuya literatura cabría perfectamente en esa definición, incluso podríamos aceptarlo como genero literarío.
    ahora, tambien te digo otra cosa, ese texto lo traduces al bereber, lo metes en una vasija de barro, lo entierras en las arenas del desierto y en 2000 años eso es la palabra de dios.
    un saludo.

  3. 3 AGLADINO
    abril 29, 2009 en 6:30 pm

    si ve a las personas no les gusta que uno opine sino lo que mamita y papito les enseño a seguir ocmo borregos, cuando se les este pudriendo el cuerpo en un atud y su alma este sentadita esperando la “vida eterna” veran todo el timpo perdido por no decir lo que debieron, asi mo estubo la humanidad sumida por mas de 2000 años sin prosperar la ciencia.

    • 4 Malakita
      febrero 21, 2014 en 4:14 pm

      Jamás me sentí TAN FELÍZ de encontrar un blog cómo este. Creí que me estaba volviendo loco…pero veo que por fin puedo hacer catársis, con lo que verdaderamente le sucede a mi existencia miserable…..justo cuando estaba a punto de ponerle fin…..Tal vez ahora puedo dilatar el momento. La “IDEA”de ponerle fin, más allá de ponerle terminar con mi eterna soledad…era, demostrarle a “eso”que nos creó…..QUE NOS UTILIZA COMO JUGUETES PARA SU ENTRETENIMIENTO Y SE GOZA EN ELLOS, ….que yo decido cuando le digo basta.Pero, bueno…si bien no he tenido tiempo de leer todo el blog, coinciodo cien por ciento con la introdución. He leido alguno comentarios pusilánimes y remanidos, de aquellos que habiendo “mamado”e “incorporado”a su torrente de pensamientos, alguna “sabiduría”, en forma de religión, se escandalizan, con ( AHORA) nuestra postura. Dicen por “ejemplo””DISFRUTA DE LAS MARAVILLAS DE LA VIDA Y LA LIBERTAD DE ELECCIÓN”…(sic). En fin, no los voy a aburrir más. lo mio es sencillo. Hoy 21 de febrero de 2014…he encontrado un lugar en el cual hacer catarsis MI REALIDAD, que por fin he descubierto, que es compartida por muchos………………..y….tratada de ser rebatida poer sabihondos….que pertenececen a “dios”
      Gracias por leerme

    • 6 ni dios ni el diablo
      octubre 23, 2014 en 10:11 pm

      gracias por crear este blog….Cuanto daño se le ha hecho a la humanidad con esa historia falsa de dios y del diablo es muy dificil romper esas malditas cadenas tan bien elaboradas pues la misma borregada que sigue esta creencia porque solo es eso , una creencia; esa gente te condena a la soledad te persigue, te juzga , nada mas sanguinario que una sociedad cristiana, llamense catolicos , testigos y demas sectas persiguiendo a quien no es como ellos , o se le asemeja, en mi caso estoy desepcionado de haber creido en dios , en esperar en el y siempre solo recibi silencio, es una tortura esperar que su “voluntad se cumpla” que tengas que aceptar esa puta injusticia de vida tan desigual, yo no me tragare mas esa mierda, como odio a los cristianos casi casi diciendote “no crees en mi dios , ojala te destruya pero te bendigo, porque entre religiones como se tiran mierda de una forma que nada tiene que ver con sabiduria ni amor ni ningun otra mierda de esas, a final de cuentas si realmente tuviese que elegir , jamas eligirtia tanta pinche tirania, tanta puta injusticia cometida en el nombre de dios porque desafortunadamente en mi caso solo mierda he recibido mientros veo que otros viven en la gloria economica, son ojetes y tienen todo, salud, dinero amor, paz mientras uno partiendose la madre para malcomer ellos gastando y paseandose fornicando, pecando haciendo mil mierdas mas que uno no se atreve, pero eso si a uno le va de la chingada ¡eso es amor de un dios? claro que no, conclusion “DIOS NO ESTA AQUI” y en ningun lado ojala me agreguen gente que sea como yo y no hipocritas que me bendicen, el dia que alguien venga con esas mentiras que me traiga la mas minima prueba palpable de la existencia de dios o del diablo si no pues no esten jodiendo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Photobucket

Body Count

  • 213,202 victimas
page counter Photobucket
Photobucket

el paso del tiempo

junio 2017
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Hemeroteca

Photobucket

A %d blogueros les gusta esto: